martes, 19 de mayo de 2009

Parapsicología en La Rioja: El fantasma de Buscarini (Ezcaray) [I]

Saludos GIPEriojanos:

Después de varias semanas, vuelvo a publicar un artículo en el blog. Pido disculpas a nuestros seguidores, y ya anuncio que la publicación de novedades será con cuentagotas por mi falta de tiempo.

El compañero Roberto del GIPErioja me informo que desde hace algunos meses se ha corrido un rumor en la villa de Ezcaray sobre la posible relación del fallecido poeta Buscarini con el 'fantasma' de un video. Meses atrás (en el 2006), el programa Cuarto milenio, que dirige Íker Jiménez para el canal Cuatro, emitía el siguiente vídeo (del que ya dimos cuenta en nuestro blog en otras entradas antiguas) enviado por una espectadora (y que también está disponible en Youtube), que es lo que ha originado la sorprendente noticia.



En la grabación se ve a una niña acercarse al escaparate de la joyería situada en la calle Mercedes de Mateo de Ezcaray y salir de él (según los 'expertos' de Cuarto Milenio) un espectro. Como el suceso ocurre en la casa adyacente a la vivienda donde nació el poeta 'maldito' Armando Buscarini (Ezcaray, 1904 - Logroño, 1910), algunos vecinos de Ezcaray han especulado con la posibilidad de que se tratara del fantasma de Buscarini. Aunque parece más un efecto óptico que un ser etéreo, sí es cierto que la sencilla visión del documento siembra la duda sobre qué será realmente aquello.

Si el encuadre de la cámara subiría un poco se podria ver la placa conmemorativa del naciemiento de Buscarini en el portal que aparece al lado del escaparate. En una foto que muestro en la entrada, se puede apreciar la placa desde un encuadre parecido al video.

Fotografías de Armando Buscarini
Pero bien sea un efeco optico, un reflejo de algún coche que circulaba por la calle, o cualquier otra cosa, esto nos sirve de excusa para recordar la infravalorada figura de este poeta riojano, bohemio y maldito, que escribió frases como: "Es verdad que yo sufro, pero oídme: ¿qué me importa sufrir si soy poeta?", que figura en la placa conmemorativa de la casa natal.

La vida de Buscarini ha sido reconstruida por Juan Manuel de Prada a partir de las crónicas de César González Ruano, Ramón Gómez de la Serna y Cansinos Asséns, así como de lo escrito por el psiquiatra logroñés Alberto Escudero Ortuño en "Los caminos de Hipócrates". Prada tomó a Buscarini como personaje secundario en su novela "Las máscaras del héroe", que repasaba la vida bohemia de algunos escritores de principios del siglo XX, paralelos a la Generación del 98; posteriormente le dedicó la semblanza Armando Buscarini o el arte de pasar hambre que, corregida y aumentada, publicó conjuntamente a otras semblanzas de escritores raros en "Desgarrados y excéntricos".

Fotografia de su casa natal desde un enfoque similar al del video. Se aprecia la placa conmemorativa
La Universidad de La Rioja celebró su I Centenario en 2004, año en que en su pueblo natal se le dedicó una calle y una placa en la casa natal, y el Instituto de Estudios Riojanos (IER) patrocina desde 2006 el estudio sobre su vida y obra. Ese mismo año se publicó un epistolario inédito titulado 'Cartas Vivas', con cinco cartas cruzadas por el bohemio riojano con Rafael Cansinos Asséns y Andrés González Blanco. Por primera vez, toda la poesía de Armando Buscarini se ha reunido en un sólo volumen: 'Orgullo. Poesía (in)completa de Armando Buscarini', publicado en Logroño con introducción de Juan Manuel de Prada y edición a cargo de Rubén y Diego Marín A., fundadores de la Editorial Buscarini. Este sello editorial ha publicado 'Epístolas líricas. Correspondencia con Antonio de Lezama', libro que reúne los poemas dedicados por Buscarini al periodista de Laguardia, redactor-jefe de La Libertad, Antonio de Lezama. La obra 'El Rufián. Teatro, narrativa y memorias' completa la edición de sus obras, al reunir toda su producción literaria no poética.

Armando Buscarini nació como Armando Antonio García Barrios el 16 de julio de 1904 en Ezcaray (La Rioja), y así lo afirma él mismo en su libro "San Antonio de la Florida". Su madre, la bilbaína Mª. Asunción García Barrios, recién estrenado el siglo xx emigró a Buenos Aires para intentar prosperar, y allí quedó embarazada de un marinero italiano apellidado Buscarini que la abandonó. En La Rioja, madre e hijo encontraron cobijo y ayuda familiar, por lo que Buscarini se cría y educa en Ezcaray, pero, antes de que entre en la adolescencia, su madre se lo lleva a Madrid, adonde se trasladan en busca de esa suerte truncada en Argentina. En la capital, Buscarini continuó sus estudios mientras su madre regentaba una pensión frecuentada por viajeros portugueses en el barrio de Malasaña.

Pronto manifiesta su deseo de ganarse la vida como escritor, para lo cual adopta el heterónimo de Armando Buscarini. Después de haber escrito algunos relatos sobre su pueblo natal y algún que otro canto a su prima, y demostrando una precocidad a la postre nada beneficiosa, Armando Buscarini publica su primer libro "Emocionantísimas aventuras de Calck–Zettin (El emperador de los detectives)" en 1918 (con 14 años), título bajo el cual engloba cuatro cuadernos de cuentos de aventuras como "El hombre de las gafas negras" y poemas como "Cantares". Aunque ésta es una de sus obras menos conocidas, supone el pistoletazo de salida a su trayectoria literaria, especialmente fructífera en estos primeros años de adolescencia. (Foto de la placa conmemorativa en fachada de su casa natal de Ezcaray)

Placa conmemorativa en fachada de su casa natal (Ezcaray)
En 1919 publica el opúsculo poético en prosa y verso "Ensueños" y en 1920 "Cancionero del Arroyo y Sombras", que bien le sirvieron de carta de presentación para publicar sus poemas en periódicos como 'El Imparcial', 'La Tribuna' y, sobre todos, 'La Libertad', en las mismas secciones que Rubén Darío, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez o Federico García Lorca.

No son los anteriores, en cambio, los únicos escritores importantes con quienes Buscarini se codea de un modo u otro en aquellos días en los que su popularidad crece gracias a la excentricidad de sus métodos de venta. Hablaba con autores como Valle–Inclán, Rafael Cansinos Assens, César González-Ruano, los hermanos Álvarez Quintero, Eduardo Marquina o Alfonso Hernández–Catá, ya sea personalmente en las tertulias en las que algunos de ellos participaban en cafés como el Levante, el Colonial, el Pombo, el Europeo o el Oriente; o por vía postal.

Continua aquí. Gracias, espero vuestros comentarios. El resto de los artículos de 'Parapsicología en La Rioja" podeis consultarlos a través del ÍNDICE.

"No creo que haya nada más fantástico que poder mirar a los ojos a la muerte y vivir para contarlo"

3 comentarios:

centralitas telefonicas dijo...

La verdad es que me impresionó el video, porque si bien puede ser un efecto óptico lo que se nota que sale desde el vidrio, pero y la forma en que se asusta la niña?, eso no fue actuado.

posicionamiento en buscadores dijo...

Es impresionante, valla a saber que fué verdaderamente lo que pasó, muy interesante el blog.

Editorial Buscarini dijo...

Hemos publicado el libro 'Orgullo. Poesía (in)completa': http://www.editorialbuscarini.com/orgullo-poes%C3%ADa-incompleta

 
Ir Arriba